top of page

Primera Edición de la ‘Vuelta de San Blas’ Revive la Historia del Ciclismo en Coamo



Este pasado sábado 1 de junio, Puerto Rico vibró con el espíritu del ciclismo al celebrarse la primera edición de la ‘Vuelta de San Blas’. Con la participación de más de 1,000 ciclistas provenientes de toda la isla, el evento fue un rotundo éxito bajo el lema: “Sobre dos ruedas Coamo continuará trazando la historia”.


La Vuelta de San Blas, una iniciativa de la cooperativa CrediCoop San Blas, no solo revivió una competencia histórica sino que también rememoró un capítulo glorioso en el deporte puertorriqueño. Este evento se inspiró en la ruta utilizada durante los Juegos Panamericanos de 1979, donde Coamo fue la sede del ciclismo. La salida y llegada tuvieron lugar frente a la sucursal de CrediCoop en Santa Isabel, con los ciclistas recorriendo el icónico circuito, que también es transitado por los atletas del medio maratón San Blas.


Alejandrino “Tito” Pedrogo, historiador y periodista de Coamo, destacó la relevancia histórica del evento al recordar cómo, en la década de 1970, Coamo contaba con el mejor equipo de ciclismo de Puerto Rico. Compuesto por los talentosos Rafaelito Torres, Edwin Torres, Miguel Rodríguez y Julian Rivera, este equipo fue una fuerza dominante en el ciclismo boricua, lo que llevó a Coamo a ser seleccionado para la construcción del velódromo, sede de los Juegos Panamericanos COPAN 79. Hoy, 45 años después, esta estructura permanece como la única de su clase en la isla, certificada para eventos internacionales, y fue instrumental para atletas como José Luis Torres, quien obtuvo una medalla de bronce en Ponce 93.


Los Juegos Panamericanos COPAN 79, que se celebraron del 1 al 15 de julio, congregaron a 3,700 deportistas de 34 países, compitiendo en 22 disciplinas deportivas. El ciclismo, presente en el programa Panamericano desde 1951, fue uno de los deportes estelares y su legado continúa vivo gracias a eventos como la Vuelta de San Blas.


En esta primera edición, Edwin Torres, uno de los ciclistas entre los mas destacados de Coamo, fue homenajeado por su contribución al deporte. Torres, un pedalista especializado en rutas, recibió un reconocimiento especial, subrayando el valor de la memoria y la historia en el deporte.


Tamara Colón Martínez, organizadora del evento, subrayó que la Vuelta de San Blas no solo fue una competencia, sino también una oportunidad para la confraternización y para mostrar una parte vital de la historia del ciclismo en Puerto Rico.


Además, parte de los fondos obtenidos mediante inscripciones y patrocinios fue asignada a Gigantes/Artemis Cycling Club, dirigido por Maria Cristina Witzke y Jose Espinoza. Esta organización sin fines de lucro se dedica a entrenar a jóvenes ciclistas y triatletas con diversidad funcional, resaltando el beneficio que el evento ha aportado a la comunidad.


La Vuelta de San Blas no solo cumplió su objetivo de revivir un evento histórico, sino que también se estableció como un pilar para el desarrollo futuro del ciclismo en Puerto Rico, inspirando a las nuevas generaciones y fortaleciendo el legado del deporte en la isla. ¡Que viva el ciclismo boricua!



541 visualizaciones0 comentarios

Commenti


bottom of page